Leonor Baró

Mi experiencia en el Centro de  Yoga Victoria es excelente. Tanto es así que procuro no faltar. Es un momento en la semana que estoy esperando con ganas e ilusión, porque los beneficios que me reporta son extraordinarios.  Una cosa que agradezco profundamente, es que Óscar no permite que por su parte perdamos ni una sola sesión. Las clases son tan amenas y están tan bien sistematizadas que los noventa minutos pasan y no me doy cuenta del tiempo transcurrido.