Francisco Oliver y Esther Figueira

Cuesta trabajo pero engancha. Incrementas tu flexibilidad, fuerza y equilibrio, lo más importante es que te enseña a optimizar tu respiración y con ello tu capacidad de concentración. No puedo hablar de yoga sin citar a Óscar, nuestro excelente profesor, ajeno al postureo y contorsiones imposibles, adapta sus enseñanzas a las capacidades de cada uno, de modo que todos podamos profundizar y disfrutar de esta extraordinaria disciplina. Francisco

Nunca me había adentrado en una disciplina que atendiera, además, y de manera muy especial, al cuidado de la mente, y en que este aprendizaje se produzca de forma tan natural, respetuosa y libre. La segunda sorpresa es el potencial que vas descubriendo. Además de los efectos beneficiosos inmediatos, se abre una perspectiva de futuro, a largo plazo, en el sentido de que siempre puedes seguir practicando y profundizando, sin que se te planteen limitaciones por la edad o por los medios de que dispongas. Es como un arte. Estos descubrimientos se los atribuyo, sin duda, al excelente profesor que tenemos. Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s