Ángel Vicente

Cuando comencé todo era nuevo para mí, no tenía referencia alguna sobre el yoga, fue por casualidad. Poco a poco, sin darme cuenta fui viendo como mejoraban mis sensaciones, mi respiración y como afectaba a mi estado emocional de manera positiva. En definitiva me di cuenta que no se trataba sólo de hacer ejercicio, sino que a través de ese ejercicio físico me sentía cada vez mejor. Todas las semanas me cuesta entrar, pero las sensaciones al terminar merecen la pena. Gracias Óscar por innovar, por preocuparte de investigar y compartirlo con nosotros y por ayudar a sentirnos cada vez mejor.

Anuncios