Ana Díez

Lo que empezó como un desafío personal ha desembocado en todo un descubrimiento a nivel físico y psíquico. Creo que somos afortunados los que hemos encontrado a Óscar, un profesor entregado, paciente, entusiasta y con un profundo conocimento de la discilpina.
Cada alumno elige a su maestro y ya he elegido al mío!

Anuncios